Este es el lugar a donde quieres ir si lo  que necesitas es disfrutar de un mar más tranquilo que un niño dormido.

La Playa de Xpu-Ha es el escenario ideal para este recinto de paz y tranquilidad que además está lleno de detalles, como sus preciosas  sombrillas que se han vuelto icónicas por ser rojas y que además tienen tejidos excepcionales.

Créanlo, soy de esas personas que aprecia ese tipo de detalles que convierten una experiencia ordinaria en extraordinaria.

Los camastros que literalmente son colchoncitos flexibles, son súper cómodos y son ideales para leer un rato o beber  un buen trago con una vista espectacular (you know what i mean😜)

La comida es deliciosa, con ingredientes frescos y con toques innovadores, es fabulosa, sobre todo por que también tiene dedicación.

En el servicio  tienen una estrellita en la frente pegada con saliva, pues hasta el chef salió a  preguntar si me había gustado el ceviche que les dejo en la galería. ¿Es neta, a quien no le va a gustar?

Como me hospedé  en Serenity Camp  (el primer Glampig en la Riviera Maya), salí temprano a caminar y aunque todavía no estaba listo  el club de playa , no dudaron en asistirme para poner a cargar mi teléfono y platicar conmigo un rato antes de abrir.

No es necesario  estar hospedado en Serenity Camp, ni ser gringo ni de otro lado para que te traten como  rey mientras disfrutas  este hermoso lugar.

MI HIT:

El ceviche que les conté y los mojitos.

CHEQUE PROMEDIO:

El acceso a las facilidades del club de playa  para las personas que no se hospedan en Serenity Camp es bajo consumo

Calculo $400 por persona.

 

 

 


Ubicación