El Tixtleco es para mi la catedral del pozole en Cancún, creo que no lo puedo  definir de una mejor manera.

La industria  gastronómica es muy demandante y pocos son los lugares que se pueden dar el lujo  de cerrar 3 días a la semana, pues así como lo leen, El Tixtleco solo abre de jueves a domingo y no hay día que no haya tenido que esperar por una mesa.

Su ambiente es familiar pero muy tradicional con decoraciones peculiares. A veces hay música popular mexicana en vivo que nos hace recordar la gloria de las cantinas.

Los que me conocen bien sabrán que el pozole es mi debilidad y en pocos lugares puedo decir que repito plato, pues este es un  de ellos; Hay verde, blanco o rojo y lo interesante es que viene hasta con chilito relleno para complementar.

No les digo  más..

MI HIT : EL VERDE GRANDE

CHEQUE PROMEDIO: $120


Ubicación