La perla Pixan es para aquellos que quieren conocer a mi México, culinariamente hablando, y desde cero, pues en su  menú se encuentran pequeños guiños al origen de las coas, los cuales revelan, como su nombre lo dice, al alma de nuestra cultura.

La perla Pixan se encuentra en la calle 34 casi esquina con La 5a Avenida, justo  donde la vida empieza a tener sus mejores tintes en Playa del Carmen y es la ubicación ideal para cautivar a propios y extranjeros con los sabores de la tierra del águila sobre el nopal.

Cuando digo que en La Perla Pixan han vuelto al origen, lo digo  en serio, pues en su menú hay platos que en pocos lugares en esta parte de México existen, si bien el guacamole con chapulines ya está más instagrameado que las guacamayas de Xcaret, aquí también podrás encontrar tacos de escamoles, gusanos de maguey, Pulque, y sobre todo, una mezcaloteca (me acabo de inventar el término) de la cual salen tragos con sabor a gloria y pueblo.

En La Perla Pixan puedes hacer una parada antes de ir a la 12 o antes de regresar a casa , cualquier momento es bueno para probar un taco goloso y genuino con ingredientes tan mexicanos que son casi imposibles, el ambiente en la noche es bohemio que cotorrea entre las noches de Regae y las  de José José para los que chupan tranquis.

El mood en este lugar es muy relajado y cero pretencioso, además los chefs salen de la cocina para explicar los platos y aclarar dudas sobre el  menú, lo cual se me hace muy atinado, pues nunca falta el amateur para los tacos de insectos.¡Bien ahí!

MI HIT :

La tlayuda, los tacos prehispánicos y un trago de mezcal con humo.

CHEQUE PROMEDIO: 

$550 Pesos.

 

 

 

 

 


Ubicación