Fuego es un lugar espectacular en donde cosas asombrosas suceden desde que entras.

Este restaurante dentro del hotel Mahekal tiene un espíritu sincero, tanto como los ingredientes al fuego abierto de las maderas locales, las cuales se encienden para dar un espectáculo visual desde que entras y poco a poco van enamorando a la nariz y al paladar.

La música romántica en vivo, el sonido de las olas y las luces tenues hacen de la atmósfera de este lugar algo especial para tener una cena íntima y memorable, además que el servicio es digno de un 5 diamantes.

La comida es congruente con el lugar y gira entorno al protagonista del mismo, el fuego; Así pues, podemos encontrar cortes finos (incluso  Wagyu), comida de mar, y hasta un ensalada tibia muy original que te hace romper paradigmas.

En resumen, Fuego es el lugar a donde quieres ir en una ocasión especial e íntima, con un servicio de primer nivel y un espectáculo sensorial  que empieza en los ojos y termina en el paladar.

MI HIT: 

El risotto con pato y aceite de trufa y el Wagyu a la piedra.

CHEQUE PROMEDIO:

$700


Ubicación