Este es el lugar al que quieres ir cuando quieres una caricia al paladar y una buena charla.

Café Antoinette tine el encanto de una Panadería/pastelería exquisita y un menú muy casual y poco pretencioso que conserva ese toque francés.

No puede haber algo mejor que un croissant y  la voz de Edith Piaf al fondo para desayunar o un eclaire acompañado de un té y el piano de Yann Tiersen para la cena.

El único que no es consistente es el servicio, a veces es bueno  a veces es lento, tienen rotación de personal constante. Sin embargo no es razón para no darle 5 estrellas.

MI HIT:

El croissant con camembert  tomate y el creme brulee.

CHEQUE PROMEDIO: 

$150 Pesos

 


Ubicación